Logo

8 tareas de jardinería convenientes durante el invierno

Ahora, con el frío, baja el volumen de trabajo en tu jardín.

Lo habitual es que sus plantas se encuentren latentes, a la espera de condiciones mejores para su desarrollo. Este respiro invernal es perfecto para realizar algunas tareas pendientes, complicadas durante otros momentos del año.

Tareas de jardinería convenientes durante el invierno
La semana pasada vimos cómo darle vida al jardín también durante esta estación. Utilizamos plantas rebeldes al frío, para marcar con sus flores el conveniente toque de color. En esta ocasión vamos a ser más tradicionales y te mostraré los trabajos de mantenimiento habituales.
El invierno es perfecto para ponernos al día. Siempre hay trabajos que vamos postergando, convenientes pero difíciles durante otros momentos. Además, la mayoría de plantas se encuentran inmersas en un periodo de letargo, con sus ramas desnudas o con escaso movimiento de savia, algo que facilitará mucho algunas de las labores.

La poda
No es casual que las brigadas de poda municipales comiencen sus trabajos a finales de otoño, para alargarse durante todo el invierno. Podar el arbolado viario no es cosa de dos días.

Podría programarse para otro momento, pero hacerlo durante estas fechas tiene alguna que otra ventaja.
A pesar de que lo mejor es no tocar, son muchas las ocasiones en que hay que ir más allá, no vale un simple retoque.
Las especies con un crecimiento excesivo y mal ubicadas se llevan la palma, siendo prácticamente la razón de ser de estos trabajos.
Al cortar las ramas se están provocando heridas y mermando la fuerza del árbol
Ya puestos, si hay que podar fuerte, es ahora cuando menos se perjudicará. Existe un menor riesgo de infecciones fúngicas que en otras estaciones. Además el "sangrado" y la pérdida de reservas será mucho menor o inexistente.
Los árboles frutales requieren tratamiento especial, ya que hay que procurar no entorpecer su floración.

Plantar a raíz desnuda
Hablando de frutales... si quieres plantar uno de hoja caduca ahora será un buen momento. Puedes utilizar pies a raíz desnuda, que son más baratos; agarrarán igual si están en parada vegetativa.
No solo vale para los frutales, también para cualquier árbol o arbusto en la misma situación (es un método corriente entre los rosales).
8 trabajos necesarios en tu jardín durante el invierno

Con especies de hoja perenne es mejor utilizar ejemplares en contenedor o con sus raíces protegidas. Procede cuando haga menos frío (en otoño, finales de invierno o primavera). Tienes más información en "Consejos para plantar en el jardín".

Mulching o acolchado
La técnica del mulching o acolchado es muy interesante para proteger el suelo y por lo tanto las raíces de las heladas.
Se trata de utilizar restos de materia vegetal (pueden ser hojas, pinaza, paja...), colocados a los pies de las plantas. En las especies sensibles ayudarán a amortiguar la bajada de las temperaturas.

Puedes usar desde las hojas recogidas en el jardín hasta materiales decorativos (la corteza de pino o las gravas, por ejemplo). El resultado será el mismo pero más bonito, eso sí.
El mulching es una buena idea durante todo el año, ya que además dificulta la salida de malas hierbas y la pérdida de agua en el suelo.
Te recomiendo extremar la precaución con las especies más delicadas. No te fíes, traslada a un lugar protegido las plantas susceptibles a perecer.

Abonado de fondo
A finales del invierno, antes de que las plantas despierten, puedes aprovechar para mejorar el suelo aportando algo de materia orgánica.
Utiliza el compost que hayas fabricado, mantillo, estiércol o humus de lombriz. Mejorarán enormemente la estructura del terreno, facilitando a la vez la aireación y la hidratación de las raíces. También activarán su vida microbiana, que facilita el aprovechamiento de los nutrientes.
Entrecava ligeramente con la azada y mezcla el abono, con cuidado de no dañar las raíces. Vigila que esté ya maduro para no quemarlas.
Por precaución, no apliques una cantidad excesiva ni tampoco demasiado cerca de las raíces.

Obras de mejora en el jardín
El menor volumen de trabajo te facilitará llevar a la práctica aquello que hasta ahora solo estaba en tu cabeza. Es el momento de cambiar, mejorar o incorporar.
Puedes construir la pérgola y la barbacoa, montar la iluminación o instalar el todavía ausente riego automático. Tendrás más tiempo ahora que cuando llegue la primavera.

Revisión de la instalación de riego
En invierno el aporte de agua a tus plantas apenas es necesario. Puede que incluso tengas el riego automático parado.
Ahora es un buen momento para ponerlo a punto, antes de que se requiera de nuevo.
Vacía la instalación de agua cuando exista riesgo de heladas
Revisa la correcta cobertura de los difusores o los aspersores. Si conviene, límpialos y regula su radio.
De igual manera comprueba el buen funcionamiento de las líneas de goteo, si las tienes.
Asegúrate de que no existan fugas en los tubos y de que las electroválvulas abren y cierran correctamente.
Limpia también los filtros y revisa el programador. Sería muy raro que no encontraras ningún defecto, siempre es mejor descubrirlo ahora.
Por último, si el programador es de pila, recuerda colocar una nueva.

Poner a punto la maquinaria

Si dispones de segadora, poco la usarás durante el invierno. Vale la pena hacer una puesta a punto.
Antes de empezar de nuevo con las siegas, puedes afilar las cuchillas, cambiar el aceite, limpiar el filtro del aire y la bujía...
Es tu oportunidad para repasar tranquilo cualquier máquina o herramienta antes de la llegada de la primavera.

Prevención de plagas
Si el pasado año tus plantas padecieron el ataque de cochinilla, pulgón, mosca blanca o araña roja, no estaría de más que adoptaras ciertas medidas preventivas para disminuir ese riesgo en el futuro.
Existen aceites minerales con acción insecticida, capaces de actuar sobre los huevos, larvas o insectos en hibernación. Son los también conocidos como aceites de verano (los de invierno ya no están permitidos).
Forman una película que asfixia a los parásitos, dificultando la aparición de la plaga en la nueva temporada.

Ya lo ves... si no quieres, no tienes por qué aburrirte. El invierno no ha de significar un parón en tu jardín, aunque así lo decidan tus plantas.
Fuente: https://www.joseeljardinero.com/tareas-jardineria-invierno/

De Todo Un Poco TV